· 

¿QUÉ ES INSPIRACIÓN?

Inspiración viene del griego “Theopneustos” y significa “Procedente de la respiración o del aliento de Dios”.

 

1.     En Génesis 2:7 Dios hizo Theopneustos al soplar o insuflar sobre el cuerpo del hombre aliento de vida para un propósito. Poseemos la insuflación interna del Eterno en nosotros. Hemos sido inspirados por la respiración de Dios. Asimismo ese aliento de vida nos sostiene. Dios nos respira y nosotros somos y vivimos.

2.     El propósito de la inspiración es dar vida, por ende, la resurrección que es vida es una inspiración de Dios quien inspiró aliento de vida a Yeshua cuando murió y éste se levantó, ¿Qué lo incorporó? La inspiración misma de Dios. Si Dios no lo inspira hubiera dejado su alma en el Sheol.

3.     Pablo dijo en 2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es INSPIRADA por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. Pablo le recordó a Timoteo que desde las niñez fue instruido en las Sagradas Escrituras, ¿Qué hizo a Timoteo sabio para salvación? Lo hizo la inspiración no el libro sagrado de las Escrituras. Quién enciende el espíritu de la Escritura es la inspiración. De Espíritu a espíritu la inspiración hace cuatro cosas al hombre: (1) Lo educa o enseña pero ¿Enseña qué? Enseña a Cristo quién fue el misterio de Dios revelado. Todo el conocimiento de Cristo es inspiración al hombre porque Cristo es la verdad misma de Dios. La verdad Cristo no sólo disipa la confusión, sino que también proporciona luz y revelación. Cristo es el Espíritu vivificante de Toda la Escritura, su Palabra o verbo es vida, Juan 6:63 o aliento de vida, (2) Lo redarguye o refuta en su conciencia, (3) Lo corrige o lo rectifica de lo incorrecto, es decir, lo vuelve a regresar a su lugar de origen o al camino correcto, restaurando o dejándole en una condición recta, (4) Lo instruye o disciplina con aplicaciones retributivas de la justicia. Estos cuatro elementos salidos de Toda la Inspiración de las Escrituras producen o equiparan al hombre de Dios idóneo, cabal, pleno, maduro para toda buena obra o ejercicio de vida espiritual.  

4.     En 2ª Pedro 1:21 se nos dice: “Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron SIENDO INSPIRADO POR EL ESPÍRITU SANTO”, aquí inspirado viene del griego “Pheromenos” y se traduce: movido, impulsado o dirigido. Este significado nos da a entender que el mensaje no se originó en ellos mismos, porque la inspiración no fue producto de la mente humana, del intelecto humano, de voluntad humana; sino que fue el resultado de la animación misma o del mover del Espíritu Santo (dentro de ellos), del impulso o motivación de ese Espíritu de Dios que los dirigía en cada aspecto del mensaje que Dios quería hacer llegar a los hombres a través de los tiempos. Por Dr Rey Estrada. Rector de la Universidad Preterista 70 d.C.