· 

APÓSTOLES DEL I SIGLO ÚNICOS E IRREPETIBLES

1. El primer siglo se caracterizó por tener escritos originales de los apóstoles únicos de Dios

2. El primer siglo fue la era la iglesia del primer siglo

3. El primer siglo fue entonces la era única de los únicos apóstoles del nuevo testamento

4. El Señor Jesucristo tuvo 13 apóstoles. Llamó a 12 en Mateo 10 antes de la cruz. Llamó a Pablo en Gálatas 1 después de que Cristo hubo resucitado.

5. El primer siglo fue el siglo dónde todos pactos, planes y profecías de Dios en el tratamiento con el hombre judío y gentil miembros de las dos casas de Israel, se cumplió. 

 

Entre los 13 apóstoles únicos, surgieron los siguientes apóstoles escritores del N/T:

A. Mateo

B. Marcos

C. Lucas

D. Juan

E. Pablo

F. Santiago

G. Judas

H. Pedro

 

La iglesia del primer siglo fue fundamentada sobre los profetas mesiánicos y apóstoles del Mesías, siendo para ellos y con ellos JESUCRISTO la piedra del ángulo el único fundamento espiritual y real del N/T (Efesios 2:19,20). Cuando se construye un edificio; el fundamento se coloca una sola vez, y eso significa que los fundamentos no se siguen colocando continuamente.

 

Después de el cumplimiento total de todo el N/T no hay más fundamento que colocar. No hay más que creer sino entender. No hay más apóstoles ni apostolado a las naciones. Si has de compartir sólo concientiza a la gente de aquella cantidad de bienes espirituales de Dios para el hombre moderno. No hay más ministerios autorizados a seguir poniendo el fundamento JESUCRISTO que ya puesto en el I Siglo. No hay más coberturas de los llamados “apóstoles” o cabezas de pastores. No hay más misiones al mundo; porque después de que el Hijo sujetó todas las cosas al Padre y a su vez el Hijo se sujetó con nombre, misión al Padre e hizo la presentación de su último oficio el sumo sacerdotal en hebreos 9:24-26, DIOS a partir de ese momento cumplido, fue Todo y en Todos (1 Corintios 15:28) y se indicó a DIOS en Apocalipsis 21:3 como el Tabernáculo de Dios con los hombres como su Dios. Toda la Plenitud nos habita a todos los que caminamos este planeta tierra.

 

Por ende, no hay que evangelizar lo que Dios ay reconcilió consigo mismo. Si hay de tener alguna misión en el mundo es la de CONCIENTIZAR a otros de todos los cumplimiento totales de Dios a fin de que el hombre sea vea un REY de DIOS (Apocalipsis 5:10) y aprenda a reinar sobre la tierra en vida y libertad. Esto es Teología de Plenitud que nos habita.Si DIOS es todo y en todos; entonces no hay jerarquías eclesiásticas. No hay rangos del hombre sobre el hombre. No hay súbditos espirituales.

  

¿Sobre qué está fundamentado el hombre universal, después de los cumplimientos totales de Dios del N/T? Sobre el DIOS que es todo y en todos. ¡Por qué los apóstoles del siglo XXI están fuera de lugar? Porque los apóstoles únicos fueron los testigos presenciales y oculares de YESHUA el CRISTO resucitado del primer siglo (1 Corintios 9:1)(1 Corintios 15:7,8). Ser ocular era la credencial única para ser apóstol original y único del N/T.

 

Después de todas las cosas cumplidas en el año 70 d.C. ya no hay necesidad de apóstoles que nos fundamente en la resurrección de Cristo; porque la resurrección ya es un hecho real, espiritual e histórico. Fue cumplida. No se necesitan apóstoles modernos para confirmar nada; porque toda la pedagogía espiritual para que el hombre se vea en sí mismo maduro, perfecto o completo ya está escrita en el canon de la Biblia.  Un apóstol único debía ser testigo ocular de la resurrección.

 

Un apóstol único era un escogido personalmente por YESHUA como en el caso de Mateo 10:1-4 dónde se registra con nombre propio el nombramiento de cada uno de los doce genuinos y originales y únicos. ¿Qué fue un apóstol? Fue un “saliah” que en el hebreo significa “representante" "embajador" del rey. Un apóstol era un representante investido de todo el crédito para actuar en nombre de un rey. El término moderno se llama “apoderado”. Los doce fueron los apoderados de Jesús. Designados como representantes especiales. Hoy en día, ya no hay especiales. Todos somos designados a hablar Dios.

 

Los apóstoles originales fueron confirmados por señales milagrosas. Pedro sanó a un inválido en la puerta del templo (Hechos 3:3-11). Pablo resucitó a Eutico (Hechos 20:6-12). Los apóstoles tenían autoridad imperial. Leemos en Judas “Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo”. Los apóstoles fueron definitivamente, una casta especial, que no tuvo después del año 70 d.C. sucesores. 

 

Los apóstoles originales tienen un lugar de honor eterno y único. A ellos se les registra en Apocalipsis 21:41 como los doce cimientos de la nueva Jerusalén. Sus nombres fueron únicos. Su oficio fue único en su género. Su ministerio fue único. Sus milagros fueron únicos en su género.

 

La época de los apóstoles originales y lo que hicieron, porqué lo hicieron y para qué lo hicieron ya pasó. Algo similar a ellos no se ha visto desde el año 70 d.C. ni se verá porque todo está cumplido (Apocalipsis 21:6). 

 

La época apostólica original fue única y llegó a su fin. Lo que sucedió en el primer siglo no debía ser la norma para las siguientes generaciones o subsiguientes “cristianos”. Lo normal es conocer la teología plenitud dónde todo está cumplido para el disfrute del “cristiano” moderno. Te preguntarás, entonces, los que predicamos a Cristo ¿Qué somos? Apocalipsis 5:10 dice que somos Reyes/Sacerdotes. Somos reyes de un mismo reino sin jerarquías humanas dominantes. Tus talentos le pertenecen al reino para el reino. Si has de tener un título ten el de MINISTRO PLENITUD porque ministro es del griego "Diakoneo" y significa "Uno que sirve a otro para beneficiarlo sin esperar ser beneficiado por él" y plenitud es el estado máximo espiritual dónde estamos completos debido a la conclusión, consumación, cumplimiento yn¿ terminación de todos los procesos del tratamiento de Dios con el hombre. Por Dr. Rey Estrada. Rector de la Universidad Preterista 70 d.C.