· 

LA TRANSICIÓN HISTÓRICA DEL PRIMER SIGLO

1. Todos sabemos que el discipulado nació en Mateo 10, la gran comisión de los doce en Mateo 28:19 y que la iglesia inició la composición como cuerpo de Cristo en Hechos 2 en el día de pentecostés, con una membresía de 5.109.000 discípulos más 11 apóstoles. El cuerpo de Cristo nació en una de las siete fiestas del judaísmo del primer siglo, pero lo que muchos no saben es que desde el comienzo hasta el fin en el libro de los hechos apostólicos Lucas le escribió a Teófilo se dio lugar a las transiciones. Todo el tiempo estuvieron transicionando cambios de ley a gracia, del viejo al nuevo pacto. El cuerpo de los primeros creyentes judíos nació en el judaísmo. Todavía ninguno de ellos tenía cristianismo. La palabra cristiano fue una apodosis aplicada por los judíos legalistas que por celo y de manera despótica y menospreciativa se lo aplicaron en la provincia de Antioquía a los seguidores del camino. Hechos 11:26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó CRISTIANOs por primera vez en Antioquía.  

2. Todo el que quiera conocer el nuevo testamento debe recurrir a la historicidad de los hechos escrito por Lucas, el médico. El libro de Hechos cubre el período crucial que empezó con el comienzo de la iglesia en pentecostés y terminó unos 30 años más tarde con Pablo en la prisión, después de su tercer viaje misionero.

3. Casi en cada capítulo de hechos hay una transición. El pacto antiguo comenzó en la mentalidad de los judíos convertidos a Cristo a desaparecer gradualmente y el nuevo pacto profetizado por Jeremías 31:31-34 a las dos casas de Israel comenzó a aparece en esa transición. Aún Pablo fue atrapado en los cambios, puesto que él fue el apóstol de la nueva era conocida como la gracia del nuevo pacto, todavía estaba atado al judaísmo como lo indican sus votos rituales judaicos en hechos 18:18 y hechos 21:26

4. En hechos vamos de la sinagoga judía a las reuniones de cuerpo o de iglesia en Cristo, y se hace una transición de la ley a la gracia. Se viene de una célula de creyentes judíos a un gran cuerpo compuesto de judíos y gentiles, Efesios 2:18 quienes son todos uno en Cristo. Las únicas enseñanzas pedagógicas o normativas en el libro de los hechos para la iglesia del primer siglo son aquellas que están doctrinalmente confirmadas en otra parte del nuevo testamento.   

5. La transición histórica comienza con hechos 2:4 “Y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas (idiomas entendibles)(No las famosas jerigonzas carismaticas catolicas o la habladuría pentecostal), según el Espíritu les daba que hablasen” ¿Por qué los apóstoles tuvieron que hablar esos idiomas en Jerusalén en el día de pentecostés? Porque vinieron a la fiesta en Jerusalén judíos varones piadosos de todas las naciones bajo el cielo donde vinieron con el idioma propio de cada región dónde vivián. El milagro (posibilidad de hablar) fue que cada uno de esos judíos con diferentes lenguas o idiomas, oyeron hablar en su propia lengua el mensaje del Cristo resucitado, V:6. ¿Qué significó esa experiencia única? Que no hubo otro suceso posterior a pentecostés en el primer siglo que ocurrió. No hubo más venidas del Espíritu Santo en Jerusalén para judíos piadosos debajo del cielo de Palestina de esa o en esa manera. Ese milagro de hablar en otras lenguas o idiomas a gente masiva y a una audiencia netamente judía tuvo su precedente en pentecostés en el año 33 1/2 y no han tenido otro suceso posterior demostrable. Fue un milagro único con propósito. Fue un derramamiento único debido a la urgencia, oportunidad y necesidad de la época para que aquellos judíos piadosos convertidos al Cristo resucitado lo llevaran a sus regiones y lo predicaran bajo el cielo de cada nación de dónde vinieron.

6. La experiencia única de pentecostés para los apóstoles hablando en otras lenguas y para los judíos piadosos viniendo a la fiesta en Jerusalén de todas las naciones bajo el cielo también fue única e irrepetible. Hechos 2:4 no es un pasaje normativo para gente después del primer siglo. Pero el cristianismo pentecostal lo ha convertido falsamente en normativo. Se acuerda de la presión sobre usted: Si no hablas en lenguas no eres santo no salvo, no tienes la unción ni el poder del Espíritu Santo sobre tu vida. Ora, intercede, pide y ayuna para recibirlo. Y luego vino la falsedad del tumbao al piso. Si no te caes estás en grave pecado. Solo se caen los limpios de corazón. Como si el tumbao reemplazó a la sangre que limpio de pecado !Pura falsedad! pentecostal. Entonces, Eso fue exclusivo del Espíritu Santo para esa fiesta que cumpliría la profecía de Joel 2:28-32 donde el Espíritu derramó su instancia sobre toda carne judía que estuvo allí presente de todas las naciones bajo el cielo. Espíritu sobre toda carne. Un hecho cumplido de Joel en pentecostés. 

7. El libro de los hechos no presenta el patrón normativo para recibir el Espíritu Santo con el hablar lenguas o idiomas entendibles. Ninguna jerigonza que se habla hoy en el iglesismo es del Espíritu Santo. Esas susodichas lenguas que se oyen hoy en día sólo son inventos lingüísticos de mentes religiosas que imagina que son las lenguas de hechos 2 y 1 Corintios 14. Esas lenguas son sólo comportamientos psicológicamente aprendidos y repetidos pasados de uno al otro por audición. Se pasan el “balbuceo” el uno al otro por repetición, se aprenden el mismo tono y aún a veces le dan una variedad al “balbuceo” moviendo y creando con la lengua una jerigonza ininteligible a la que se creen o hacen creer a otros que necesitan interpretación de lenguas. En Hechos 2:4 los apóstoles que hablaron en otras lenguas o idiomas debido a la necesidad de transmitir en los judíos piadosos en Jerusalén el mensaje del Cristo resucitado, hablaron SEGÚN el Espíritu les daba que hablasen. En los cultos de jerigonzas es SEGÚN el Pastor, evangelista, profeta o apóstol el que da que hablen tal cual “balbuceo”.

8. Sólo tres sucesos iguales ocurrieron en el libro de los hechos: 1) En pentecostés (hechos 2), 2) En la casa de Cornelio (hechos 10), 3) Y judíos en Efeso, quienes tenían sólo el bautismo de Juan en (hechos 19) recibieron el Espíritu Santo y hablaron en otras lenguas. No existe un mandato en ninguno de esos tres pasajes de hechos que motive a un suceso posterior o a una esperanza igual como algo normativo. Ninguno de esos pasajes afirma o infiere que “hablar en otras lenguas o idiomas” debe ser la experiencia normal de todo cristiano después del primer siglo. ¿Por qué no se lee de “lenguas” en Hecho 8 cuando los samaritanos recibieron el Espíritu Santo? ¿Dónde está la norma? ¿Por qué en el contexto en hechos 2 hasta hechos 4 no se lee que todos los que creyeron a continuación del sermón de Pedro en pentecostés (unos cinco mil judíos, Hechos 4:4) que hablaron en otras lenguas al recibir el Espíritu Santo y que esta experiencia fuera normativa?. Del libro de hechos no hay normatividad para la posteridad de las iglesias del nuevo testamento ni después del primer siglo.

9. Todos estos sucesos ocurrieron en un período de transición. En el día de pentecostés, las lenguas o idiomas tuvieron un propósito definido: Ser una señal de juicio a la casa de Israel que era una casa incrédula, ya el profeta había dicho “En otras lenguas hablaré a este pueblo rebelde” (Isaías 28:11,12)

10. ¿Por qué han cesado las lenguas? Pablo dijo en 1 Corintios 13:8 “las lenguas cesarán”. Cesar es un verbo griego que da un énfasis al sujeto que efectúa la acción, lo que significa que las lenguas cesarán por sí mismas. Si las lenguas habrían de cesar por sí misma, la pregunta es ¿Cuándo? Ellas cesaron dentro de la era apostólica del primer siglo antes del año 70 d.C.

11. Hablar en otras lenguas era un don milagroso, porque sin saber un idioma extranjero, sin haber ido a una universidad de Jerusalén para aprenderlo, el Espíritu Santo capacitó al apóstol original para hablar “Cristo” a otro de otra lengua diferente. Eso era un don milagroso. Hablar en esa habilidad era un don milagroso y la era de los milagros en ese sentido terminaron con los apóstoles cuando todos murieron o fueron llevados por el Señor a su dimensión eterna. El último milagro después del milagro de la manifestación de hablar en otras lenguas o idiomas extranjeros en pentecostés, quedó registrado en hechos 28:7-10 con la sanidad del padre de Publio. Desde ese milagro hasta que se término toda la acción real del libro de Apocalipsis en el año 70 d.C. no se registró ningún otro milagro.

12. Hubo necesidad de manifestar el don de lenguas y de sanidades sólo en 1 Corintios; pero no hubo acción de los dones milagrosos en Efesios, Romanos que son libros que también hablan de los dones del Espíritu. Para esos años de las cartas a los efesios y romanos, ya la cesación de esos dones daba paso a la palabra y revelaciones de Dios establecidas y confirmadas. Hubo una transición.

13. Para fines del año 70 d.C. dónde todo fue totalmente cumplido, las iglesias estaban dedicadas a la   

Palabra, y el “hablar en lenguas” como don milagroso ya había cumplido su propósito al inicio de la iglesia en Jerusalén. La muerte de todos los apóstoles también dio fin al uso de esos dones milagrosos ya que estaban asociados a la imposición de sus manos, y a la autoridad y unción vinculados a ellos (2 Corintios 12:12)(Hebreos 2:3,4).

14. El milagro de hablar en otras lenguas o idiomas fue una señal judicial para Israel debido a la incredulidad de ellos en el primer siglo. Pablo enseño que el hablar en lenguas era por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos (1 Corintios 14:2). ¿A qué profecía se estaba refiriendo Pablo? A Isaías 28:11,12 “En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor”. El contexto de Isaías está ubicado dentro del reinado de Ezequías, rey de Judá (año 701 a.C.). Los Asirios habían invadido Palestina y habían conquistado y destruido a Israel, el reino del norte. Isaías reprendió a los oficiales de Judá por sus borracheras y vagabunderias. Ellos se burlaron del profeta, e Isaías replicó a la burla con una severa advertencia de juicio venidero, Dios les hablaría a través de labios de tartamudos y en una lengua extraña. Los judíos en la época de Isaías no quisieron oír cuando Dios les habla en simple hebreo; entonces, Dios les hablaría en un idioma que ellos no entenderían. Este iba a ser el idioma de los invasores Asirios de Babilonia.

15. Ellos siguieron en su incredulidad, desviándose de la fe por parte de Judá, entonces, Dios iba a traer juicio sobre esa casa de Israel- un juicio señalado por lenguas- es decir, en “otras lenguas” (Deuteronomio 28:49)(Jeremías 5:15). Esta profecía se cumplió cuando los babilonios conquistaron Judá en el año 586 a.C., y un juicio aún mayor vendría más tarde a la nación de Israel en el año 70 d.C., dónde el Señor Jesús había dicho en Lucas 13:35 “He aquí, vuestra casa os es dejada desierta”, y les advirtió en Lucas 21:20-24) “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado…y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”. En el año 70 d.C., el comandante romano TITO, hijo de VESPASIANO, rodeó a Jerusalén, saqueó los bunker o sótanos del templo judío llenos de oro y de plata y asesinó a filo de espada a más de 1.100 judíos en la sola ciudad de Jerusalén y esparció a los que dejó con vida al resto de las naciones bajo el control del imperio romano en aquel mundo o tiempo. El don de idiomas fue entonces la señal de este juicio sobre la nación incrédula de Israel. Todos los esparcidos fueron confundidos porque llegaron a nación que hablaban en otro idioma bajo el poderío romano del primer siglo.

16. El mensaje de la cesación del don milagroso de hablar en otras lenguas o idiomas era muy claro. Dios ya no se limitaría a un solo idioma el “hebreo”. No se encerraría a un solo pueblo para usarlo como anal de revelación. Dios ya no daría su pleno conocimiento ni efectuaría su obra de Gracia a través de una sola nación y hablaría al resto del mundo en un solo idioma. ¿Qué está sucediendo en el iglesismo actual? Que lo cristianos tradicionales se están convirtiendo al judeo mesianismo que es el mismo antiguo judaísmo. Usando ropas judías. Danzas judías. Practican rituales judíos y tratando de convencer a los indoctos y simples que no estudian en las iglesias a aprender el idioma hebreo porque creen que es el idioma original de Dios y es el que debe hablarse en la liturgia evangélica moderna. Este iglesismo todavía está transicionando. En lugar de evolucionar el entendimiento, lo están retrasando, lo están volviendo arcaico, viejo y sin sentido espiritual.

17. El don de lenguas fue la señal que Dios quitaba la bendición que Israel estaba gozando. Aun el Señor Jesús en Mateo 21:43-46 ya les había profetizado que quitaría de ellos el honor del reino de Dios y lo daría a gente que produjera los frutos de él.

18. La gran ventaja de la cesación de las lenguas fue la ampliación de la bendición; porque Dios después del año 70 d.C. hablaría a todas las naciones en todos los idiomas. Ese fue el propósito en la dispersión de gente en la torre de babel. Al tener a un Dios multilingüe, las barreras se habían quitado. El don de lenguas o idiomas, entonces, no sólo señaló un juicio de Dios sobre Israel sino también sirvió como bendición de Dios para todo el mundo.

19. El don de lenguas o idiomas en el primer siglo sólo fue una señal para esa transición. Dios después de todos esos cumplimientos, hablaría en todos los idiomas. Hoy no hay necesidad de una señal para mostrar que Dios se mueve desde la sola nación de Israel hacia todas las naciones. Dios ya no es el Dios único y exclusivo de Israel. Dios es todo y en todos (1 Corintios 15:28). Ese cambio de Dios de hablar en un solo idioma para ser el Dios de todos los idiomas con su mensaje es un hecho consumado.

20. El don particular transicional de las lenguas, el oficio único de la fundación del apostolado ha cumplido su función en la época transicional en el primer siglo. Una vez cumplido dichos roles, ya no tiene más función en pleno siglo XXI. Hoy, nos encontramos en plenitud, entendiendo, reinando y disfrutando lo cumplido por la fidelidad de Dios.

21. Pentecostés fue una situación única. En el año 33 1/2 ocurrió el primer pentecostés profético y es el último. No hay más fiestas proféticas a cumplirse. Todo está consumado a fin de ser disfrutado.  Esto es lo que enseña Teología Plenitud.

22. Dios quería que todos superan en aquel año 33 1/2 que estaba sucediendo algo inusual, y por eso, huno un ruido como de un viento recio. Hubo lenguas repartidas como de fuego. Hubo asentamiento de ese don de lenguas sobre los discípulos. Hablaron en otros idiomas, que los judíos piadosos procedentes de todas las naciones bajo el cielo a la fiesta de pentecostés, les oyeron en sus propios idiomas hablarles del Cristo resucitado y a él se convirtieron reconociéndolo como el mesías esperado de Israel.

23. Dios quería que todos esos judíos convertidos al mesianismo de Jesús supieran que ellos formaban parte de la iglesia que había nacido. Quería que supieran que había comenzado la era de la gracia hacia la plenitud total de Dios. Todo les quedó cumplido y consumado a fin de ser disfrutado.

24. Pentecostés es tan irrepetible como la creación del universo o aun del hombre. Tan irrepetible como la encarnación del Dios hecho Jesús. Todos éstos fueron hechos consumados y algo consumado es algo irrepetible. Judas 3 dice “…por la FE que ha sido una vez dada a los santos”, Teología Plenitud proclama que todo fue dado una vez: Sólo hubo una sola vez dado el derramamiento del Espíritu Santo, lo cual se dio en pentecostés, y fue recibido y depositado en la iglesia del primer siglo una sola vez. El acontecimiento ocurrió en un momento específico, en una fiesta específica, en una ciudad específica, sobre unos individuos piadosos específicos, para un propósito específico para introducir un nuevo pacto específico. El acontecimiento no constituyó normatividades ni características continuadas una vez que todo esto fue introducido.

25. El libro de los hechos no son una norma sino una narración de Lucas a Teófilo. Fue un informe de lo que sucedió en ese período de transición a medida que la iglesia naciente se establecía entre toda clase de gene: judíos, mestizos samaritanos, y gentiles. El libro de los hechos no apoya una teología carismática ni pentecostal. Todo  el carismatismo y pentecostalismo es un invento emocional. La experiencia de los apóstoles únicos se encuentra en el libro transicional de los hechos. Lo que en Teología Plenitud consideramos son las enseñanzas de los principios aplicados a la vida espiritual, pues son principios absolutos que no cambian con el tiempo ni con el lugar. Sólo con esos principios aplicados se puede reinar en vida y libertad.

26. Los carismáticos modernos del iglesismo siempre han buscado poder y siempre buscan atajos para lograr un poder espiritual. El poder ¿Qué es? Es Cristo, poder de Dios y sabiduría de Dios (1 Corintios 1:24. Poder de Cristo es conocimientos de principios, y sabiduría de Cristo es la inteligencia para saber aplicarlos a nuestra vida humana y espiritual. En Plenitud no buscamos poder sólo lo liberamos. Ya no estamos en transición alguna. Nos encontramos en Plenitud espiritual donde Dios es todo y en todos, dónde Dios es amor y su amor es un vínculo perfecto donde no hay pactos, sólo su amor incondicional. En Plenitud practicamos hasta el logro los principios extraídos del amor sin condiciones. Por Dr Rey Estrada. Rector de la Universidad Preterista 70 d.C.