· 

LOS CUATRO NIVELES DE LAS ESCRITURAS

La exégesis de las Escrituras hebreas  usa cuatro niveles de interpretación: Peshat, Remetz, Derásh y Sod. Al juntar las consonantes de estas cuatro palabras nos da PRDS que es PARDES que significa  “jardín” o “huerto” y nos da la idea de que las Escrituras son como una gran pradera con frondosos árboles, fuertes ramas y profundas raíces de las cuales se extraen su vitalidad.

 

El primer nivel es el Peshát, el cual es el que le da “sentido pleno al texto". El segundo nivel es Remetz, el cual es el “Nivel de principio que conduce a la homilética. Cuando se estudia muy conscientemente las Escrituras estamos al nivel Remetz. El tercer nivel es el Derásh, el cuál es el nivel de las “claves o de las pistas.” En este nivel encuentras  patrones escondidos, mensajes, que es lo que los hebreos llaman el midrash. El cuarto nivel es el Sod, el cual es el nivel de lo escondido y misterioso pero revelado.

 

NIVEL PESHÁT:

El Peshát es la superficie de un texto. Es lo que mira tú simple ojo al versículo. Hay ojos que mira y solo leen pero su entendimiento no comprende y queda sin fruto como en Colosenses 2:9,10. ¿Qué hacer para no simplificar sino profundizar? Debes ir adentro al sentido normal del pasaje o texto, usando los significados usuales de ese pueblo o de ese personaje. Debes ir a entender el estilo de la palabra literaria, el marco histórico y cultural, y el contexto. El Peshát es la clave de la comprensión de la Escritura. Sin hacer Peshát jamás tendremos  un conocimiento preciso y nos encontraremos divagando, adivinando, y derivando significados no objetivos de las Escrituras, es decir, no estaremos haciendo exégesis, estaremos subjetivamente haciendo eiségesis introduciendo una presuposición propia o una interpretación personal, subjetiva y hasta prejuiciosa del texto.

 

NIVEL REMETZ

El Remetz es el nivel de los principios y verdades representadas en el texto. De Remetz es dónde surgen los rabinos, predicadores y maestros con instrucciones, exhortaciones y edificaciones. El nivel Remetz es como el proceso de armar el esqueleto del sermón, ponerle tejido, decorar el cuerpo y presentar todo el formato completo. Quién está en el nivel de estudio Remetz le hace muchas preguntas al pasaje o texto porque sabe que en la pregunta está la respuesta. Preguntas repetidas de todos los ángulos saca el nivel pulido o buen trazado del estudio. Esto incluye buscar la definición de palabras hebreas del A/T o griegas del N/T inclusive las de nuestro idioma Español ya que tenemos la biblia en nuestro idioma. 

 

Al definir las palabras tenemos que derivar el significado primario  y luego hacer la connotación que es lo que se llama en hebreo Remetz o pista. Ese es el significado implícito del texto. El razonamiento inductivo sería un entendimiento Remetz que nos lleva a la conclusión eficaz. En el nivel Remetz somos más profundos que en el Peshat. Por ejemplo, mediante el entendimiento Remetz en Éxodo 21:26-27 leemos que si alguno hiriere el ojo de su empleado o siervo o esclavo y se lo dañare, le dará como amo su libertad por razón de su ojo, pero sabemos que esta responsabilidad pro libertad del amo también aplica a otras partes dañadas por el al cuerpo del esclavo.

 

NIVEL DERÁSH

El Derásh es el nivel o plano del escrutinio o el “escudriñar”, esa parte alegórica, tipológica, simbólica, u homilética del texto. En el nivel Derásh debes usar temática relacionada. Un texto aquí conecta con otro texto allá temáticamente. No se sale del tema y siempre mantiene el fundamento en sana exégesis. El término “miDrásh” es un comentario edificado sobre un entendimiento de un texto, intertexto y contexto.

 

Un entendimiento Derásh no se puede usar para despojar un pasaje de su significado Peshát, ni tal entendimiento puede contradecir algún significado Peshát de cualquier otro pasaje de la Escritura. Ningún pasaje pierde su Peshát. Que la Escritura interprete la Escritura, así debe ser. Busque las Escrituras mismas para definir los componentes de una alegoría. Por ejemplo, vemos Derásh en Mateo 13:3-9 da la parábola de la semilla. Uno no necesita especular acerca de lo que significan los elementos de esta parábola porque el texto procede en Mateo 13:18-23 al definir los significados de los elementos primarios de esta parábola. Vemos Derásh en Apocalipsis 1:12-16 donde se mencionan siete candeleros y siete estrellas. Apocalipsis 1:20 nos dice lo que representan. Vemos Derásh en Apocalipsis 17:2-8 dónde se mencionan siete cabezas, siete montañas, una bestia con diez cuernos, una mujer y aguas. Apocalipsis 17:9-18 explica a qué se refieren todos estas figuras simbólicas.

 

NIVEL SOD

El último nivel de entendimiento de las Escrituras se llama en hebreo “Sod” que significa “oculto, escondido, no manifestado”. Este entendimiento es el significado oculto, secreto o místico de un texto como en 1 Corintios 2:7-16 dónde Pablo habló de la sabiduría oculta de Dios en misterio que la predestinó antes de los siglos para la gloria de los creyentes en Cristo y esa sabiduría en misterio era la de Cristo, la que ninguno de los príncipes judíos de ese siglo conoció, porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. El Sod de Dios era el Cristo escondido al pueblo judío del primer siglo, el que no conoció y por eso lo crucificó. El judaísmo crucificó el gran Sod de Dios, por eso, el judaísmo actual sigue en misterio. Vemos Sod en Apocalipsis 13:18, donde la identidad de la Bestia se expresa por su valor numérico 666 quién fuera en hombre referido al emperador bestia llamado Nerón quién murió en el año 68 d.C.

 

El nivel Peshát y Remetz son niveles pasivos para el estudiante de las Escrituras. El nivel Derásh y Sod son activos porque activan el consciente y el entendimiento del estudiante. Ni Remetz, Peshát, Derásh ni Sod jamás indican un cambio en la esencia profunda de un texto, si ha de verse cambio será solo en la silueta, morphe o forma en la que se presenta ante nuestra percepción y entendimiento.

 

 

Cada uno de estos 4 niveles usamos en la Universidad Preterista 70 d.C. y son  imprescindibles para que nuestra comprensión de toda la escatología realizada para que sea plena de entender en que tiempo se cumplió. Al ser nivel Sod las incluye a todas, ya que cuando comprendemos el significado interior de un texto, intertexto y contexto tomamos plena conciencia de los objetivos y comenzamos a percibir el orden en el cual cada aspecto cumplió su verdadera función. Por Dr Rey Estrada. Rector de la Universidad Preterista 70 d.C.