· 

ISRAEL FUE EL ESPÍRITU INMUNDO DIVAGANTE

1. En Lucas 11:24-26 Yeshua comparó a la nación de Israel  con un <endemoniado, de quien el espíritu inmundo se ha apartado por un tiempo, pero ha regresado con mayor fuerza que antes, acompañado por otros siete espíritus peores que él, de manera que el postrer estado de aquel hombre (pueblo de Israel) viene a ser peor que el primero>. No es que hubo literalmente un endemoniado así, sino que Yeshua usó esa comparación para ilustrar la culpa de Israel que superaba en el primer siglo a la de los paganos, siendo su postrer estado peor que el primero, estado que soportó en el año 70 d.C. en la destrucción del templo, de sus habitantes y de Jerusalén.

 

2. La nación de Israel había experimentado una limpieza en el bautismo de Juan en el río Jordán: Y “salía a él Jerusalén y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.” (Mateo 3:5-6). La casa (de Israel) estaba “limpia” – “barrida y adornada” (Mateo 12:44), pero estaba sin su ocupante real – sin el Mashiahj/Mesías. Yeshua “Vino a los suyos (vino a su casa), y los suyos (judíos) no le recibieron” (Juan 1:11). El rechazo de Israel de responder a la enseñanza del Mesías, les mereció la descripción: “y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero (el primero fue sentencia debido a su incredulidad y el postrer de destrucción en el año 70)” (Mateo 12:45).  Yeshua dijo: “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás; y he aquí más que Jonás en este lugar.” (Mateo 12:41). La parábola fue en efecto una profecía. En el año 70 a.C.  La resistencia feroz de (Zelotes/Judíos) contra la invasión Romana resultó en su destrucción nacional.

 

3. En la comparación de Israel como “endemoniado” el espíritu inmundo todavía no había regresado a su casa, (su casa seria dejada desierta Mateo 23:36), pero estaba en camino (el peor estado de Israel fue la destrucción total de su casa (Mateo 24:15) en el año 70 d.C. por Tito general de las legiones romanas). Yeshua profetizó el <espíritu inmundo> a Israel en el año 33 1/2 d.C. y la destrucción o peor estado vino 36 años más tarde en el año 70 d.C. que fue su cumplimiento total.

 

4. Entre la ascensión de Cristo y la destrucción de Jerusalén, Israel quedó como poseída por siete mil demonios (una expresión hiperbólica o exagerada para indicar “destrucción total”). Esto fue una catástrofe inminente que estaba a punto de ocurrirle solamente a aquella generación. El Israel pagano fue comparado por Yeshua como los siete espíritus inmundos. Los siete espíritus no fue una realidad, fue una comparación de Yeshua para con el Israel pagano del primer siglo. Una posesión figurativa que indicó un juicio real. Por Dr. Rey Estrada. Rector de la Universidad Preterista 70 d.C.